jueves, 2 de abril de 2020

Nueva campaña por la liberación del camarada Georges Ibrahim Abdallah


El gobierno de Francia, por medio de la Ministra de Justicia Nicole Belloubet ha anunciado la excarcelación de cinco mil a seis mil personas recluidas en cárceles francesas por delitos diversos, como parte de las medidas oficiales de salud en medio de la pandemia del COVID19.

Por supuesto esta medida responde a los intereses políticos del viejo estado imperialista francés, y no contempla la puesta en libertad del comunista Georges Ibrahim Abdallah de 69 años de edad, el cual lleva preso 36 años a pesar que en 1999 se dictó su auto de formal libertad.

Esta disposición evidentemente política, deja claro que la justicia burguesa es en realidad venganza de clase contra aquellas personas y aquellos pueblos que se han atrevido a luchar contra el orden impuesto.

En un comunicado que llama a iniciar una campaña internacional por su liberación, el Colectivo Palestina Vaincra manifiesta…”Desde su arresto el 24 de octubre de 1984, Georges Abdallah ha sido objeto de un régimen de excepción: desde su primer abogado que trabajó para el servicio secreto francés hasta la negativa de Manuel Valls, entonces Ministro del Interior, a firmar la orden de expulsión que permitiría su liberación efectiva después de una decisión judicial favorable en primera y segunda instancia en 2013”…
 
La clase trabajadora, la juventud popular y el pueblo de México responsabilizamos al estado imperialista francés por la salud y la vida del camarada Abdallah, y exigimos su liberación inmediata e incondicional.

martes, 31 de marzo de 2020

El CORONAVIRUS y el hambre infantil.


Niños utilizan cubrebocas mientras buscan agua potable, temen contraer COVID19

La crisis general del capitalismo-imperialismo no puede ser resuelta por sus propios creadores, ni siquiera con la puesta en marcha de sus armas biológicas, como la que hoy azota al mundo con la pandemia del coronavirus COVID19.

Esta crisis de sobreproducción es generada precisamente por el tremendo stock de mercancías [1] que la gran mayoría de los habitantes del planeta no podemos comprar debido al paupérrimo nivel adquisitivo y de vida en que nos debatimos.

Las potencias imperialistas lo saben bien, por ello su condición de colusión y pugna constante para el reparto y nuevo reparto del mundo.

La actual crisis sanitaria (generada por ellos mismos en su carrera armamentista) sirve como válvula de escape solamente para ganar tiempo y alistar sus ejércitos para una nueva conflagración internacional de enormes proporciones.

Es para ellos válvula de escape sabiendo que la guerra psicológica genera temor entre la población y compras de pánico entre la pequeña y la mediana burguesía, contribuyendo a la circulación de mercancías que se encontraban detenidas, dinamizando áreas de la producción y los servicios que languidecían, realizando lock outs o paros técnicos patronales, recortando horas-días de trabajo, reduciendo el salario y las prestaciones de los trabajadores que aún gozan de derechos laborales, engrosando el ejército industrial de reserva lanzando a millones de trabajadores al paro forzado (el informe de la OIT calcula que 25 millones de trabajadores en el mundo perderemos nuestros empleos en medio de esta crisis sanitaria), abaratando la fuerza de trabajo de los activos, generando mayor desunión, competencia y atomización de las fuerzas del proletariado y los trabajadores, etc.

lunes, 30 de marzo de 2020

Breves iniciando semana



Francia. Maoístas han dado a conocer el fortalecimiento de la labor editorial que desarrollan desde “Soleil Rouge” (Sol Rojo). Según mencionan los revolucionarios, el objetivo es difundir el estudio y comprensión del marxismo-leninismo-maoísmo. Ya son varios los títulos que han sido publicados bajo esta editorial que representa un importante esfuerzo para la unificación de la lucha reivindicativa con el movimiento revolucionario del proletariado, su elemento consciente. Consulta el sitio editorial

Palestina. La crisis sanitaria que se agrava con la pandemia del COVID19 está evidenciando otro cariz de la ocupación fascista-sionista de Israel. Por un lado, las falacias en cuanto a la “ayuda” del régimen de ocupación sionista hacia el pueblo palestino, denunciadas por el Centro Palestino de Derechos Humanos que llama a ejercer presión contra el gobierno de Israel para que cese el bloqueo sobre la Franja de Gaza y culmine con la prohibición de importar aparatos médicos y medicamentos a efecto de atender la pandemia que está golpeando con mayor fuerza a la población palestina y por el otro, la situación penitenciaria en que se encuentra el pueblo palestino dentro de las mazmorras sionistas. Los prisioneros palestinos han emitido un importante comunicado dirigido a los pueblos del mundo, denunciando el peligro que sufren día con día dentro de los centros penitenciarios. …”Si la epidemia se extendió en nuestras cárceles, ¿cuáles son las medidas concretas y prácticas implementadas humanamente hoy por la administración penitenciaria para remediar esta situación…no nos dejen morir en nuestras celdas de prisioneros, a medida que se propaga la epidemia y nadie reacciona para protegernos y evitar que perezcamos, ¿llegarán a pedirnos que no nos amotinemos, como lo han hecho varios prisioneros en varios países del mundo para que nos disparen antes de que el coronavirus nos mate?”…

Nigeria. El gobierno reaccionario ha reprimido una importante manifestación convocada por organizaciones populares y de trabajadores. Esta manifestación denunciaba la corrupción de la actual administración respecto a la malversación de fondos públicos por varios cientos de millones de euros para la compra de equipo militar, justamente en medio de la pandemia del COVID19. Recordemos que este país tiene uno de los más bajos índices de atención en salud pública, pero su economía ha sido militarizada. El régimen ha dictado prohibición para realizar cualquier tipo de manifestaciones desde el pasado 13 de marzo; por ello el bloqueo militar trató de impedir las concentraciones obstruyendo todos los caminos que conducen a la Plaza de la Concertación, en Niamey. Cuatro activistas fueron asesinados, quince más fueron arrestados y seis de ellos han sido trasladados a penitenciarias por “participación en un evento no autorizado”.

Chile. En el Día del Joven Combatiente y en medio del toque de queda, las masas populares no renuncian a su justa lucha, primero honrando la memoria de quienes cayeron asesinados, torturados, presos y desaparecidos por la dictadura, así como por aquellos que han caído también en las recientes jornadas de 2019-2020 contra el fascista Piñera, que hoy aprovecha la crisis sanitaria del COVID19 para reoxigenar su administración al frente del viejo estado con los favores de Washington. Memoriales, veladoras y barricadas se han encendido en homenaje a quienes lucharon, alentando las fuerzas de quienes aún hoy continúan esta lucha.
“Cada día nace un nuevo joven combatiente.
Jóvenes valientes que le dan cara a este viejo estado.
Combaten firmemente
al calor de la llama ardiente,
se escucha el grito
por los que no están,
por los que persisten y piden libertad.
En la calle no se ven caras,
pero si capuchas que apedrean a los que matan.
Somos pueblo consiente
y hoy conmemoramos
a nuestra juventud valiente”.

Chihuahua, México. Pobladores y comuneros de Delicias y Camargo han desafiado las restricciones impuestas por el gobierno federal y estatal respecto a la pandemia del coronavirus, su rebelión está justificada. El pasado 26 de marzo han salido masivamente a las calles en oposición al despojo de agua de la Presa la Boquilla. Precisamente aprovechando la crisis sanitaria, el viejo estado abrió las compuestas de esta presa para despojar a miles de campesinos del vital líquido en aras del cumplimiento del llamado “Tratado Internacional de Agua de 1944” que impone el pago de este recurso natural al gobierno imperialista de los Estados Unidos cada año, en detrimento de la soberanía nacional y la soberanía alimentaria del pueblo de México. Los pobladores incendiaron vehículos oficiales de la Guardia Nacional, Policía Federal y CONAGUA; luego de duros enfrentamientos lograron que el gobierno de la república reculara en sus intenciones, obligando al gobernador de Chihuahua a desentenderse de toda responsabilidad. Los aparatos represivos del régimen utilizaron gases lacrimógenos, balas de goma, armas de fuego, vehículos oficiales de CFE y CONAGUA, así como vehículos blindados para atropellar a los pobladores; nada de eso arredró al pueblo en lucha. Hay que destacar que en el norte de la república esta es la segunda pelea por el agua de gran envergadura registrada en este mes; primero el triunfo contra Constellation Brands en Mexicali, Baja California, y ahora contra el despojo en la Boquilla, Chihuahua. Los campesinos en el norte del país también despiertan a la lucha por la tierra y el agua, tal como lo hace el campesinado pobre en el sur.

México. Ante la pandemia del COVID19 y la inacción de los distintos niveles de gobierno de la gran burguesía, las masas populares del campo han tomado toda clase de medidas de corte popular, que fuera del contexto pudieran entenderse como “dramáticas o extremas”, pero atendiendo el hecho de que en el México rural no hay ningún sistema de salud pública puesto que simplemente no existen centros médicos, medicamentos, equipo médico, ni personal médico, estas medidas son totalmente necesarias. Diversas comunidades de los estados de Chiapas, Oaxaca, Veracruz y Guerrero, principalmente, han cerrado sus territorios, cancelado el ingreso de personas ajenas a la comunidad (especialmente de turistas y foráneos) o restringido bajo mecanismos sanitarios el ingreso a las mismas. Así mismo se ha negado el acceso a “visitas oficiales” de los diversos niveles de gobierno burgués siempre que estas no vayan acompañadas de personal de salud y los insumos necesarios para las comunidades. En varias de estas comunidades bajo influencia de organizaciones como el EZLN, CNI, CRAC-PC, Corriente del Pueblo Sol Rojo, etc. las restricciones son variadas, según el contexto, los usos y costumbres de cada comunidad, las determinaciones concretas de cada asamblea, los métodos de organización concretos, etc. pero en lo general siguiendo una misma disposición: cuidar de la organización, la salud y la vida del pueblo. En la mayor parte de estos territorios organizados se realizan actividades de sanidad e higiene, actividades de información que contrarrestan la desinformación de los medios masivos y se fortalecen actividades organizativas, ideológicas y políticas.