lunes, 11 de mayo de 2020

PRONUNCIAMIENTO DE CORRIENTE DEL PUEBLO SOL ROJO #DrSernasPresentaciónConVida


“Todavía cantamos, todavía pedimos,
Todavía soñamos, todavía esperamos,
A pesar de los golpes
Que asestó en nuestras vidas
El ingenio del odio
Desterrando al olvido
A nuestros seres queridos”.

Víctor Heredia


Se están cumpliendo dos años desde aquel 10 de mayo de 2018 en que nuestro compañero Ernesto Sernas García fue visto por última vez en su domicilio, ubicado en San Agustín de las Juntas, Oaxaca. 

Sernas García es Doctor en Derecho Constitucional, catedrático, ensayista, conferencista y abogado postulante. Ha sido defensor de la academia y la autonomía universitaria, ha asesorado a comunidades en defensa de tierra y territorio. Su última gran contribución se centró en la defensa de 23 presos políticos, militantes de nuestra organización, acusados de terrorismo y portación de explosivos de uso reservado del ejército. 

Su desaparición se da en el marco de la sentencia absolutoria que dictó el Juez Tercero de Distrito en medio de un juicio farsa que duró tres años en contra de los activistas, quienes fueron recluidios en penales federales de alta seguridad. 

Los medios de prueba presentados por Sernas García permitieron arribar a la absolución de los imputados, señalando claramente la responsabilidad del estado en la fabricación de pruebas y la criminalización de nuestros compañeros. 

Por ello su desaparición, es a todas luces una desaparición forzada, ordenada desde las más altas esferas del viejo estado y ejecutada por grupos contrainsurgentes que buscan frenar la lucha del pueblo a partir del terror. 

Hace tan solo un mes se cumplió también un año luego de aquel 11 de abril de 2019 en fue arteramente asesinado nuestro camarada Luis Armando Fuentes Aquino, en San Francisco Ixhuatán. 

Fuentes Aquino fue asesinado en medio de una emboscada paramilitar un día después de haber encabezado una movilización de más de dos mil campesinos y pescadores en contra de los megaproyectos del imperialismo Europeo y Canadiense que pretenden imponer parques eólicos y minerías en territorios rurales e indígenas a costa del despojo y desplazamiento de decenas de comunidades. 

El compañero era un dirigente destacado y querido por el pueblo en diversos municipios y comunidades del Istmo de Tehuantepec y de los Estados de Oaxaca, Chiapas y Veracruz. 

Miembro del Comité Regional Istmo de nuestra organización e integrante del Comité en Defensa de la Tierra de la Zona Oriente del Istmo. Pescador de oficio, había llegado a ser fundador y presidente de diversas cooperativas de pesca rivereña. Ostentó el cargo de Agente Municipal en la Comunidad de Cerro Grande, de donde era originario, lugar desde el cual impulsó la creación y desarrollo de nuevos sistemas de socorro, justicia y seguridad comunitaria para frenar la explotación desmedida de los recursos naturales de las comunidades; explotación que es llevaba a cabo por latifundistas y empresas transnacionales que se valen por igual de bandas criminales que azotar a los pueblos de la región. 

Luis también es recordado como el pescador que llamó a iniciar la huelga de pagos contra las altas tarifas de la energía eléctrica que cumple ya trece años en diversas comunidades.

A dos años de la desaparición forzada del Dr. Ernesto Sernas García y a un año del asesinato de Luis Armando Fuentes Aquino, no hay ningún responsable en prisión, las investigaciones están plagadas de irregularidades y como es evidente, la justicia para las familias de nuestros camaradas es un acto burocrático, insensible y terriblemente tortuoso.

En contraposición, el gobierno del estado de Oaxaca ha respondido con órdenes de aprehensión contra al menos ocho miembros de nuestra organización, todos vinculados a proceso, paralelamente han surgido una cantidad cada vez mayor de carpetas de investigación en contra de nuestra militancia.

Ni siquiera en medio de la pandemia esta situación ha cesado. El acoso, hostigamiento, persecución y vigilancia contra nuestra organización, nuestros dirigentes y nuestros activistas, continúan.

La emergencia sanitaria le ha venido como anillo al dedo al viejo estado, se está ahorrando políticamente las grandes concentraciones de masas que siguen reclamando justicia y respeto a los derechos del pueblo. 

Los gobiernos estatales endurecen las medidas antipopulares, la derecha y la ultra derecha desean militarizar la cuarentena, quieren avanzar a zancadas el golpe reaccionario preventivo en marcha. Provocar caos, fracasar, provocar caos de nuevo, fracasar de nuevo, y así hasta la ruina: tal es la lógica de los reaccionarios y no pueden ir en contra de ella. Así lo demuestra la historia de la lucha de clases, así lo demuestran estos 75 años que se han cumplido también de la victoria de la Unión Soviética sobre el nazi fascismo alemán, derrotado en sus propias fauces por el glorioso Ejército Rojo. 

Esta situación no durará para siempre. 

Es verdad, en este momento es imperativo cuidar de la salud y la vida del pueblo, y esto solo es posible hacerlo desde el pueblo mismo, es decir: desde abajo. El régimen ha gastado cuatro décadas en desmantelar la seguridad social y privatizar la salud pública; por ello no tiene ni la capacidad ni el interés de cuidar a la población ante el COVID19. 

Ante ello, sin renunciar a nuestra lucha por respeto y cumplimiento de nuestros Cinco Puntos Centrales, también prestamos atención a las necesidades de las masas, conformado Comités de Sanidad e Higiene en Defensa del Pueblo que desarrollan labores de información, prevención de la salud y sanitización, fomentando la solidaridad, la organización y la vida comunitaria, principalmente en poblaciones rurales donde no existen servicios médicos, pero también en zonas urbanas de muy alta marginación donde también se carece de estos. 

Queremos enfatizar, pese a los intentos del viejo estado por diezmar nuestras fuerzas, están se mantienen intactas. Nuestra tarea consiste en preservar y crecer estas fuerzas para retomar nuevamente las calles tan pronto como esto sea posible. 

La consigna compartida por Ernesto y Luis, la consigna elevada muchas veces por Faustino, Alfredo, Rosalino, Paulino, Fernando, Morales, Javier, Roberto, Ángela, Jorge, Crescenciana y aquellos camaradas que han fallecido o han sido asesinados, es la misma consigna que sostenemos hoy, en espera de nuevos tiempos: ¡Inundar de banderas rojas las calles y plazas!

¡Ernesto Sernas García, presentación con vida!
¡Luis Armando Fuentes Aquino, justicia!

¡Camaradas caídos en la lucha, en la lucha serán vengados!
¡Alto al terrorismo de estado y la guerra contra el pueblo!

¡Alto a los procesos penales en contra de nuestra militancia!
¡Respeto y cumplimiento de nuestros Cinco Puntos Centrales!

¡La pandemia no cancela nuestra lucha!
¡Que la crisis económica y sanitaria la paguen los ricos!

¡Con el Sol Rojo, el pueblo vencerá!
Corriente del Pueblo Sol Rojo
Comité Central
10 de mayo de 2020

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.