lunes, 7 de octubre de 2019

Breves iniciando semana


Irak. Poderosa rebelión popular estremece al país en medio de la ocupación colonial imperialista, que desde el 2003 impuso un gobierno títere al servicio de las potencias, especialmente de la súper potencia hegemónica: el imperialismo yanqui. Las demandas de las masas populares han ido escalando de tono, si bien iniciaron contra el paro forzado, la carestía de la vida y la corrupción, ahora reclaman la caída del gobierno lacayuno y la desaparición de todos los partidos electoreros que administran el carácter colonial de dicho país bajo la tutela del imperialismo. Paralelamente la represión también se agudiza, en menos de una semana el número de manifestantes asesinados o detenidos es ya sorprendente.

India. Se ha desarrollado nuevo Bandh (Huelga General) convocado por el Partido Comunista de la India (maoísta) tras el asesinato de dos de los principales cuadros del Ejército Guerrillero Popular de Liberación, los camaradas Budri Bimala y Ajay. En consecuencia, miles de campesinos pobres y gente trabajadora ha respondido con energía este llamado para profundizar la lucha revolucionaria que derrote al gobierno hinduista-fascista de Modi y la llamada “Operación cacería verde” que bajo la asesoría, entrenamiento y pertrechamiento del imperialismo yanqui, pretende acabar con la guerra popular prolongada y las bases de apoyo que construyen y sostienen el nuevo poder.

Ecuador. Continúa la rebelión contra el paquetazo impuesto por las medidas económicas dictadas por el Fondo Monetario Internacional y aceptadas lacayunamente por el gobierno vende patrias y entreguista de Lenin Moreno. En medio del descontento, cientos de miles han tomado las calles, registrándose importantes choques contra la policía y el ejército precisamente a partir de que el régimen decretara el “estado de excepción”. Las masas más profundas están rechazando al oportunismo y al revisionismo que pretenden montarse sobre la creciente inconformidad popular, como es su costumbre, para negociar y traficar con las luchas del pueblo. En medio de todo este escenario, está convocada la Huelga General para este 9 de octubre.

Brasil. Una nueva Huelga Nacional de educación se desarrolló los días 2 y 3 de octubre, rechazando las políticas privatizadoras y desmanteladoras de la educación pública promovidas por el fascista Bolsonaro y el Alto Mando Militar que le sostiene. Nuevamente las consignas en defensa de la autonomía universitaria, la gratuidad de la educación, contra la militarización de las escuelas y del país fueron escuchadas por las principales ciudades del país, donde se desarrollaron importantes manifestaciones, bloqueos carreteros, toma de oficinas de gobierno, entre otras actividades que muestran el creciente rechazo del pueblo hacia este odioso régimen que va en picada directo a su fracaso; paralelamente las contradicciones interburguesas se agudizan haciendo inmejorables las condiciones para el estallido de la rebelión de las masas dirigidas por el proletariado y su vanguardia.

México. Siguen creciendo las protestas de mujeres en contra de los feminicidios, la violencia contra las mujeres y en defensa de derechos de género, principalmente por la defensa del derecho de elegir sobre su cuerpo, sexualidad y al aborto seguro. Hace unas semanas, Oaxaca se convirtió en la segunda entidad de la República en despenalizar la práctica del aborto, dando con ello un giro importante en cuanto a las políticas públicas de salud y derechos reproductivos con una nueva perspectiva de género. No obstante en otras entidades del país, como en Puebla, no solamente continúa siendo penalizada la práctica del aborto y los derechos reproductivos de la mujer, sino que se plantea endurecer aún más las leyes burguesas del patriarcado para criminalizar a las mujeres que deciden sobre sus cuerpos, salud y proyectos de vida. Organizaciones y colectivos feministas de las más diversas tendencias han venido desarrollando importantes protestas, especialmente aquellas corrientes ideológicas identificadas con la izquierda y la lucha democrática. Mujeres anarquistas por ejemplo han denunciado el interés de las organizaciones religiosas y empresariales en mantener la opresión sobre la mujer como una opresión de clase, junto a ellas, otras mujeres revolucionarias y comunistas que defienden el feminismo proletario, han puesto especial énfasis en seguir conquistando derechos políticos, laborales y sociales para la mujer, pero entendiendo que su emancipación sólo será posible con la destrucción de la propiedad privada sobre los medios de producción, que es la génesis del patriarcado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.