jueves, 29 de agosto de 2019

Brasil: El latifundio Bolsonarista incendia el Amazonas y el imperialismo se entromete


Adaptado para la edición impresa (No. 226) del periódico A Nova Democracia (La Nueva Democracia), un artículo publicado en su sitio web el 25 de agosto de 2019.

Los días 10 y 11 de agosto, se promovió el "Día del Fuego", una acción política de los terratenientes que devastó a los campesinos y pequeños productores y cubrió varias partes del país con nubes de humo.

En una entrevista con el periódico Folha do Progresso (Hoja del Progreso), desde el interior de Pará, los propios terratenientes dijeron que el objetivo era promover las quemaduras en vastas regiones del país de manera coordinada con el apoyo del gobierno. Más específicamente, el objetivo era destruir los bosques y las áreas de preservación para apropiarse de ellos, y justificar la militarización de la región y reprimir la lucha por la tierra, frenarla y reprimir a los campesinos que luchan por la Revolución Agraria.

Los incendios se apoderaron de áreas en la región de Pará, en toda la región amazónica e incluso en el Medio Oeste y en la triple frontera con Bolivia y Paraguay.

En Rondônia, el 13 de agosto, el fuego de los incendios se extendió a lo largo de la línea TB-14 y llegó a docenas de casas, incluido el asentamiento de Galo Velho, en el municipio de Machadinho do Oeste. Después de que el fuego se apagó, los campesinos regresaron a la escena y encontraron, además de sus casas y pertenencias destruidas, una pareja [de campesinos] que murió abrazada y carbonizada.

Intromisión imperialista y del gran latifundio

Ante las repercusiones internacionales negativas, los jefes de los países imperialistas, como Emmanuel Macron (Francia), fueron alentados a entrometerse en los asuntos internos del país e incluso amenazaron con boicotear los agronegocios y prohibir el acuerdo Mercosur-Unión Europea debido a los incendios.  Al llamar al Amazonas "nuestro hogar", Macron se pintó a sí mismo como un "ambientalista" mientras saquea las riquezas naturales de los países oprimidos.

Tales países imperialistas en Europa se oponen a la expansión del latifundismo brasileño no por intereses "humanistas", sino por los intereses coloniales de apoderarse de los recursos naturales amazónicos a mediano y largo plazo.

Por otro lado, se oponen a esto porque, después del acuerdo firmado por los dos bloques, la producción del latifundio brasileño tendrá facilidad de acceso al mercado interno del viejo continente, lo que puede arruinar a los grandes agricultores franceses subsidiados, una base social importante para la política interna en Francia.

En Brasil, por otro lado, la división sobre qué hacer penetra incluso en las filas del latifundio. Una parte de los propietarios de extrema derecha presionan al gobierno para que se apropie de los bosques y enriquecerse aún más a expensas del atraso de la gente y la nación, mientras que otros representantes más derechistas de esta clase se han posicionado contrario al avance de esta política, por temor a las implicaciones negativas en las exportaciones.

GLO en el Amazonas

Aprovechando y tratando de responder a la presión internacional, el gobierno de Bolsonaro y los generales permitió, mediante el decreto de Garantía de Ley y Orden (GLO), el empleo de tropas de las Fuerzas Armadas y otras fuerzas federales para "combatir el fuego" en toda la región legal del Amazonas.

Al cierre de esta edición, las tropas federales están operando en zonas rurales de Amazonas, Acre, Rondonia, Roraima, Mato Grosso, Pará y Tocantins. El escenario de militarización de la región también pone en alerta a los campesinos pobres, especialmente a aquellos que luchan por la tierra.

En la Amazonía Legal están los dos estados (Pará y Rondônia) donde muchas personas han muerto en conflictos entre campesinos y terratenientes en los últimos años.

[] * Los corchetes son de la traducción al español para su mejor comprensión.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.