miércoles, 27 de febrero de 2019

Barrio de la Soledad: ¡Ante la imposición la organización!


A continuación, reproducimos íntegro un comunicado que pobladores de la Agencia “Colonia Progreso”, Municipio de Barrio de la Soledad, han hecho llegar a nuestro correo electrónico.
Los pobladores se encuentran en resistencia ante el riesgo de imposición en la Agencia Municipal por parte del presidente municipal, dado que hace unos días este ya pretendió hacerlo nombrando un personaje cercano a él, ante lo cual la respuesta popular ha sido la resistencia y organización comunitaria.
A los medios de comunicación.
A las organizaciones campesinas y comunitarias.

El pasado día 20 del presente año, se realizó la asamblea general en la localidad Colonia Progreso, perteneciente al Barrio de la Soledad, ubicado en la Zona Norte del Istmo de Tehuantepec, en el sureste mexicano.
Esta asamblea convocada de facto y sin observar el procedimiento ordinario para ello, tenía como intensión imponer a una persona vinculada al partido gobernante en el municipio, para el cargo de Agente Municipal.
Este proceso de “nombramiento” de autoridad local es totalmente irregular y sucio, pues además de no contar con una convocatoria por escrito, tampoco está ceñido al proceso interno de usos y costumbres de nuestra población.
El objetivo del presidente municipal José Ángel Carrasco Morales, era a todas luces imponer a un fiel sirviente del ayuntamiento, el cual es administrado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que representa a los viejos cacicazgos locales
El ayuntamiento de Barrio de la Soledad ha servido como operador político de Sofía Castro Ríos, conocida latifundista y cacique de esta zona, la cual siempre ha tenido las manos metidas en la comunidad para decidir los destinos del ramo 28 y 33, así como la propiedad de las empresas que ejecutan la obra pública en la municipalidad.
No obstante, en esta asamblea las cosas se le salieron de control al cacicazgo local y el pueblo exigió cuentas y transparencia al agente municipal saliente y al actual edil. Ante ello Carrasco Morales dio la orden de agredir a la asamblea, amenazando, insultando y reprimiendo a los pobladores.
Las agresiones se concentraron principalmente en mujeres y ancianos presentes por parte de sus golpeadores, conocidos como los “piñones” -mote popular del edil-, quienes empezaron con la violencia contra la población, y como es natural, se respondió con la autodefensa del pueblo, ante lo cual “los piñones” salieron huyendo.
Después de esto, el presidente municipal ha asegurado que habrá “nuevas elecciones”, mientras paralelamente promueve el odio entre la población, la discriminación contra los pobres, e incluso el racismo, pretextando ser “vengadores” y portavoces de verdades absolutas. A la par de ello el municipio está realizando patrullajes de la policía municipal y estatal, quienes ya recorren la calles e inmediaciones de la Colonia Progreso, tomando fotos a las personas y riéndose de los campesinos, como pretendiendo intimidar a la población en resistencia.
En el municipio de Barrio de la Soledad se encuentra la Cooperativa Cementera Cruz Azul, única de su tipo, quien ha construido con recursos propios la mayor parte de la infraestructura en agencias, colonias y el mismo casco de la población.
Por su parte, los diferentes gobiernos municipales, estatales y federales, han sido omisos, dilapidando recursos públicos, sin garantizar el acceso básico de salud, educación y alimentación. El dinero del pueblo se va en los bolsillos de los malos gobernantes.
Históricamente la alcaldía ha sido conservadora y nada proclive a cambios sociales, imponiendo autoridades auxiliares, comprando voluntades o amenazando al que ose levantar su voz.
Por su parte, el pueblo de la Colonia Progreso está acostumbrado a trabajar en tequio, que es un trabajo socialmente útil no remunerado. Esta labor se realiza con los que han deseado organizarse para mejorar las condiciones de vida de nuestra población. Nunca hemos recibido dinero ni recursos de los partidos políticos ni del gobierno municipal, lo poco que tenemos lo hemos realizado con nuestro propio esfuerzo.
Mientras tanto la delincuencia de cuello blanco ha asentado sus reales en el ayuntamiento con verdaderos chupa sangre, que viven del presupuesto público, recibiendo 20 millones de pesos al año aproximadamente sin rendir cuentas a nadie.
Por todo ello, los habitantes de esta agencia en asamblea, decidimos iniciar un proceso de resistencia comunitaria y realizar un juicio de protección de derechos, para salvaguardar los mismos, ya que nos regimos por el sistema de por usos y costumbres y no por partidos políticos.
El procedimiento para la elección-nombramiento de autoridades de la Agencia Colonia Progresó deberá apegarse al sistema normativo interno de usos y costumbres de la población y no a los caprichos de los partidos políticos de los grandes ricos. Los habitantes de la Colonia Progreso no descartamos ninguna forma de lucha, las cuales serán discutidas y analizadas por nuestra asamblea, dejando en claro que no seremos sirvientes ni tontos de quienes se creen de la realeza.
¡Por el respeto a nuestra libertad de decidir y nombrar a nuestras propias autoridades!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.