lunes, 7 de enero de 2019

Brasil: La Liga Obrera rechaza salario mínimo de hambre de Bolsonaro y llama a la huelga general




La Liga Obrera, organización clasista y revolucionaria de Brasil que aglutina sindicatos, gremios y núcleos de trabajadores y que ha sido protagonista de luchas tan importantes en el último periodo, como las de los trabajadores de la educación y los camioneros, entre otros, ha realizado el siguiente llamamiento a la clase trabajadora para estallar la Huelga General contra el régimen fascista de Bolsonaro. A continuación, reproducimos el llamamiento traducido y adaptado al español.

En su primer decreto, Bolsonaro hace que el pueblo pague la fiesta de posesión

En una fiesta llena de pompas y seguridad esparcida por todos lados, que costó el doble del costo de las tomas de posesión de sus antecesores, gastando $1 millón de reales* (R), el actual gerente militar reaccionario Jair Messias Bolsonaro del PSL (Partido Social Liberal) muestra por lo que vino ya en su primer decreto el corte hecho a cada brasileño de $ 8,00 R, al fijar en $998,00 R el ya menguado salario mínimo, lo que para algunos desavisados ​​e influenciados por los monopolios de prensa, que luego buscaron declaración de "conocidos" pidiendo opiniones sobre el hecho y sólo llevaron al aire a los famosos: "Antes regarla que cruzarse de brazos", o bien "muestra que algo se está haciendo y cada uno debe entenderlo", tales respuestas se dan de forma aislada, pues si el trabajador suma el número de trabajadores que sobreviven exclusivamente de un salario mínimo, y depende del índice de reajuste del mínimo para estipular sus gastos básicos, verá que el robo es de $ 536 millones R al mes y  $ 6.968 mil millones R en el año.

El hecho ocurrió porque el cadáver insepulto Michel Temer del MDB (Movimiento Democrático Brasileño), que había estipulado en $ 1.006,00 R el salario mínimo, no firmó el decreto de ley, que tampoco suplía las necesidades básicas de los trabajadores. Esto ocurre porque la política de robo aplicada por todos los gerentes de turno paulatinamente quita el poder de compra del salario mínimo, lo que podemos notar desde que fue estipulado en 1936 (en la época, el salario permitía al trabajador el acceso a: vivienda, alimentación, salud, descanso, vestimenta, higiene, transporte, seguridad social), hoy  ese salario debería ser alrededor de $4 mil reales R, ($3.959,98 R) de acuerdo con el  DIEESE - Departamento Intersindical de Estadística y Estudios Socioeconómicos.

La Liga Obrera ha denunciado esa política desde hace décadas y para romper con esa política, siempre levantó la bandera de la Huelga General, para contrarrestar la vergonzosa conciliación de clases hechas en las alcobas de Brasilia, principalmente a través de las cumbres de las centrales sindicales. Y por eso, vuelve a convocar a todos los demócratas y luchadores del pueblo a organizarse y luchar bajo las consignas: ¡Huelga General de Resistencia Nacional:  por la revocación de la" reforma laboral” - contra la" reforma de la Seguridad Social” - contra las medidas antipopulares y vende-patrias - y en defensa del derecho de Huelga, de Manifestación y de Organización!, consignas que fueron aprobadas por más de 20 entidades en la celebración de los 30 años de la reanudación del sindicato por la Marreta, por entender que ese es el único camino del pueblo para bloquear todos esos ataques contra sus derechos y garantizar la soberanía nacional.

Los monopolios de prensa pronto buscan ofrecer los reflectores al reaccionario gerente militar Jair Bolsonaro del PSL, para intentar empujar las reformas más nefastas contra el pueblo lo más rápido posible, en nombre de la "democracia" y de los resultados de los últimos comicios, no quieren que el gobierno el pueblo despierte de ese letargo causado por los masivos ataques mediáticos del "gran salvador del pueblo". El gerente actual, ni bien calienta la silla, sus asistentes y lame-botas ya hablan con la mayor naturalidad en acabar con los derechos laborales, de "reformar" la Seguridad Social, de privatizar todas las estatales, bajo la política antipopular y vende-patrias  de no permitir el derecho de huelga, de manifestación y de organización y para ello, cuentan con un Congreso Nacional reaccionario y vendido (comandado por la bancada del Buey, la Biblia y la Bala) y algunos generales militares, que utilizan la onda anti-PT y sus satélites oportunistas electores que macularon las principales banderas de nuestra clase a cambio de un puesto en el viejo y podrido Estado burgués / latifundista para satisfacer sus programas electorales y populistas.

El actual ministro de Economía Paulo Guedes dice que para que Brasil logre superar las dificultades, debe "abandonar las leyes fascistas de la Carta del Trabajo" (refiriéndose a la CLT*), en esa, lo que hemos escuchado hace algún tiempo por los defensores de los recortes de los derechos de los trabajadores que también dicen que la Seguridad Social es una "fábrica de desigualdades", intentando sobresalir con el pueblo predicando "Quien legisla y juzga tiene las mayores jubilaciones, y la población, las menores", pero y los que están a favor de la "reforma" de la Seguridad Social, ¿no son los mismos privilegiados?

Es muy importante que el pueblo brasileño de la ciudad y del campo se prepare para la gran tempestad que está por venir, para eso debe organizarse de forma decisiva y conocer mejor las fuerzas con que puede contar. Sabemos que muchos en ese momento buscarán adaptarse a los dictados del nuevo servicio del imperialismo, principalmente yanqui, rodeado de generales y avalado por el Estado Sionista de Israel, nuestra fuerza está en nuestra unidad y no en las escisiones causadas por intereses que no están contenidos en nuestra causa. Debemos buscar una unidad táctica, defender un objetivo en común, bien definido y debatido con todos a través de comités municipales, estatales y federal.

El decreto ley de Bolsonaro tomó directamente de los más necesitados, una vez más buscan poner en la espalda de los trabajadores la carga, mientras que por otro lado, buscan refaccionarse al máximo extrayendo los bonos divididos entre sus pares reaccionarios que siguen concentrando cada vez más las riquezas del país en manos de una minoría. ¡No hay otro camino! ¡A no ser el de la lucha! Y esa debe ser emprendida por toda la clase de los explotados sin bajar la guardia, pues cuando titubeamos nuestro enemigo se aprovecha y nos coloca en cizaña y por eso tenemos que buscar nuestra unidad de acción táctica, sin dejarse influenciar por quienes trafican con los derechos del pueblo y principalmente por las cúpulas de las centrales. Crear comités de debates en todas las regiones, en los barrios y en los lugares de trabajo y no aceptar que las cúpulas de las centrales capitaneen los movimientos, debemos luchar y entender que la lucha es dura y que las masas hacen la historia, siempre y cuando estén convencidas de su posición.

¡PREPARAR LA HUELGA GENERAL DE RESISTENCIA NACIONAL, AHORA!
LIGA OBRERA-BRASIL. ENERO DE 2019


Notas de la traducción:
*Real. Es la moneda del Brasil. Al momento de la publicación de esta nota, el cambio entre pesos mexicanos y reales brasileños es proporcional a $1.00 MX =  $0.19 R.



*CLT. “Consolidación de las Leyes del Trabajo”, es la legislación laboral que rige a nivel federal las relaciones obrero-patroanles del Brasil. Fue aprobada en 1943 durante el gobierno fascista de Gertulio Vargas mediante Decreto No. 5,452. Es resultado de un proceso de acumulación de legislaciones anteriores sobre el derecho del trabajo; de ahí se deriva su denominación como “Consolidación”. Surge como necesidad del capitalismo burocrático por consolidarse en la lucha entre facciones burguesas y ante la insurrección proletaria. Ha tenido algunas reformas acorde al desarrollo de la lucha obrera y sus reivindicaciones; hoy con Bolsonaro corre el riesgo de sufrir nuevas contra-reformas que liquiden derechos individuales y colectivos de los trabajadores.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.