lunes, 17 de septiembre de 2018

Perú: MPP (CR): ¡La rebelión se justifica! Denunciamos una vez más la farsa de los nuevos juicios y la condena contra el Presidente Gonzalo.


¡Proletarios de todos los países uníos!

¡LA REBELIÓN SE JUSTIFICA!



DENUNCIAMOS UNA VEZ MÁS LA FARSA DE LOS NUEVOS JUICIOS Y LA CONDENA CONTRA EL PRESIDENTE GONZALO.

Los monopolios de los medios en el país dieron a conocer que el  Colegiado “A” de la Sala Penal Nacional condenó este martes (11 de septiembre) a cadena perpetua al Presidente Gonzalo junto a otros 9 acusados, por la autoría mediata del atentado en la calle Tarata, en Miraflores, el 16 de julio de 1992.

Como ni el acusador público (Fiscal), ni el procurador del Estado, ni los jueces pudieron probar en ningún momento su famosa  "autoría mediata" en la farsa de proceso montada contra el Presidente Gonzalo y otros, han condenado al Presidente Gonzalo y a los “co-acusados”, no por hechos concretos de la denuncia materia de la farsa, y violando expresamente el mandamiento de la “individualización” de la llamada responsabilidad penal, según reza en el propio ordenamiento jurídico del viejo Estado terrateniente-burocrático, al servicio del imperialismo, principalmente yanqui, y las propias normas del orden internacional del imperialismo, sino que lo han condenado por ser Presidente del PCP, Jefe del Partido y de la revolución peruana, es decir lo han condenado no por lo que supuestamente ha hecho, según los supuestos cargos de la “acusación penal”, sino por lo que es, por pertenencia al partido de la clase, el PCP. Así como informa la prensa:

 “El tribunal argumentó que "está acreditado" que los acusados eran miembros del Comité Central de Sendero Luminoso, "órgano de decisión que ordenó y aprobó el atentado con un coche-bomba"”.

Más aún, condenaron a dos “acusados” que en el momento de los actos materia del juzgamiento estaban imposibilitados de actuar directa o indirectamente (imposibilidad material).

Han llevado la farsa de proceso contra el Presidente Gonzalo sin que pueda hacer uso de su derecho a defenderse directamente, mediante las “medidas disciplinarias” impuestas contra él cuando ha tratado de denunciar la farsa del proceso y se ha revelado contra los supuestos jueces. Tampoco ha podido contar con un abogado defensor de su elección, sino con abogado impuesto por el tribunal de excepción.
Contra toda esta ignominia el Presidente Gonzalo ha mostrado el temple, el valor acerado de un jefe comunista. El Presidente Gonzalo ha mostrado, ha desconocido la autoridad de ese tribunal, de los jueces, de sus leyes y del viejo Estado para juzgarlo. El Presidente Gonzalo es el águila del partido y está luchando en la más alta trinchera de combate de la guerra popular en la Base Naval del enemigo.

 Los jueces son carentes de toda independencia, ni aún la formal, de acuerdo a las normas del derecho constitucional y procesal penal. Son miembros de un tribunal de excepción, ya que no se corresponden con el juez natural de los supuestos procesados. La sala de juzgamiento, es sala ad hoc, es decir nombrada a dedo para juzgarlo como “Colegiado “A” de la Sala Penal Nacional”.

El "procesado" fue sometido a juez ilegítimo, desviado de su jurisdicción natural. Ellos son jueces especiales para juzgar a acusados especiales, es decir a “reos”, a los cuales se les suprime las garantías procesales de "igualdad ante la ley", condenados desde un principio como "terroristas", sujetos a medidas y tratamiento cruel e inhumano (aislamiento absoluto por cerca de 26 años, privación de visitas de familiares y amigos, detención indefinida sin resolución válida de juzgamiento, sin sentencia, sin leyes penales pre existentes) y condenados por las autoridades políticas, militares, etc. y por el linchamiento mediático. No gozan de la condición de inocentes durante el proceso (in dubio pro reo) sino que son considerados culpables desde antes de la detención (se aplica en estos procesos el in dubio pro societate - derecho fascista).

Los jueces que lo han "condenado" reciben paga extra por parte del amo imperialista (programa de la ONU para el desarrollo), paga extra fuera de escalafón judicial, al igual que a los jueces del llamado "sistema anticorrupción". Además del botín (coima) reciben extras para cumplir su función expresa sin ropajes de "justicia de clase" (terrateniente-burocrático, al servicio del imperialismo). Las fiscalías especiales y la policía antiterrorista, al igual que los jueces especiales antiterroristas, reciben monitoreo, adoctrinamiento, entrenamiento y equipamiento del Departamento de Justicia de los EE.UU. Ver en los diarios el equipo "Constelación".

 Son jueces que no han sido nombrados válidamente porque sus nombramientos vienen de usurpadores de la autoridad de acuerdo a las normas constitucionales del viejo Estado. Su autoridad deviene del llamado autogolpe de Fujimori del 4 de abril de 1992, que suprimió la Constitución de 1979. Así, la llamada "Constitución de Fujimori" de 1993, que dicen vigente; la constitución fascista para combatir la guerra popular, no tiene validez según su propio orden jurídico. Son ilegítimos.

Lo consignado anteriormente, no sólo lo decimos nosotros sino también su propia doctrina jurídica y los propios juristas reaccionarios, y hasta fue desconocida por uno de sus presidentes al jurar el cargo, quien la puso de lado y poniendo la mano sobre la Biblia dijo: “¡Juro por la Constitución de 1979”. Fue el Capitán Carlos (Humala) al momento de jurar el cargo de presidente el 28 de julio de 2011, aunque después se olvidó de este reconocimiento de la inconstitucionalidad de su propio mandato.

Ese Estado que ha tenido como presidente a un genocida, el Capitán Carlos de Madre Mía (Base Militar donde se torturo, violó y desapareció a campesinos pobres sospechosos de ser parte de la guerrilla), como está probado hasta la saciedad, se atreve a condenar a través de sus fiscales y jueces corruptos, a la rebelión justa y a su Jefe, el Presidente Gonzalo.

No sólo es una condena farsesca, írrita jurídicamente, sino también ridícula. Más aún por el momento en que la expresan para tratar de desviar la atención y la ira de las masas del pueblo peruano contra la podredumbre del viejo Estado, de todo el sistema, de todas sus instituciones y personajes, de arriba a abajo. Donde se pone el dedo salta la pus. No hay nadie que se salve, están condenados por la historia, sus días están contados, el viejo Estado y la vieja sociedad serán barridos totalmente por las ramas rugientes de la guerra popular.

No bien el tribunal y sus juececillos habían terminado de declarar que habían condenado sin interferencia política de ninguna clase al Jefe de la Rebelión de nuestro pueblo, el propio peón del imperialismo yanqui y cabeza de la “mafia de cuello blanco”, el que nunca sabe nada de lo que ha hecho o mandado hacer, el presidente Vizcarra, dijo:

“Los enemigos del Perú deben permanecer en la cárcel”, lo que fue repetido por su primer ministro César Villanueva y su ministro de defensa, el genocida general(r) declaró, que la condena era muy útil para seguir combatiendo la guerra popular en el VRAE .

Pero hagan lo que hagan los reaccionarios bajo el mando del imperialismo yanqui y su guerra de "baja intensidad", con la ayuda de los revisionistas y las ratas de la LOD, revisionista y capitulacionista, nada puede legitimar su farsa de juicios y de nueva condena al Presidente Gonzalo y al PCP. Nosotros denunciamos, condenamos y rechazamos una vez más la farsa de nuevo juicio y la nueva condena. Ellos no tienen ninguna potestad para condenar al prisionero de guerra revolucionario más importante del mundo.

La guerra popular iniciada el 17 de mayo de 1980 que se desarrolla en nuestra patria, como parte y al servicio de la revolución mundial, es justa y correcta, es rebelión dirigida absolutamente por el PCP y su Jefatura, el Presidente Gonzalo, contra siglos de opresión para acabar con las tres montañas que oprimen a nuestro pueblo: el imperialismo, la semifeudalidad y el capitalismo burocrático.

Finalmente nos reafirmamos en que la guerra popular no se ha detenido ni un instante porque la vida del partido no puede ser cesada jamás. ¡Viva el Partido Comunista del Perú! ¡Viva la dirección del partido que viene cumpliendo la tarea de la reorganización general del partido!

Nos reafirmamos en lo establecido por el Presidente Gonzalo en su discurso del 24 se septiembre de 1992, magistral síntesis del Tercer Pleno del CC, Pleno Histórico y Trascendental, en donde el Presidente llama a los comunistas, combatientes y masas a continuar con las tareas y persistir en la guerra popular hasta triunfar, hasta dar cima a la revolución democrática con la toma del Poder en todo el país, por lo que somos, comunistas en formación. ¡Viva la invencibilidad de la guerra popular!

¡Viva el marxismo-leninismo-maoísmo, pensamiento Gonzalo!

¡Viva el Presidente Gonzalo y su todopoderoso pensamiento Gonzalo!

¡Defender la salud y la vida del Presidente Gonzalo con más guerra popular!

¡Viva el 26 aniversario del discurso de nuestra Jefatura!

¡Honor y gloria al pueblo peruano!

¡Yanquis go home!


Movimiento Popular Perú (Comité de Reorganización)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.