lunes, 21 de mayo de 2018

Turquía: 45 años del fallecimiento de Ibrahim Kaypakkaya


Compañeros, compañeras, y a todos los revolucionarios,

Hoy, 18 de Mayo, conmemoramos el 45° años del fallecimiento de nuestro Líder Ibrahim Kaypakkaya.

Ibrahim Kaypakkaya nació en 1949 en una familia campesina, a sus 16 años entró en la Universidad de Física de Estambul, allá encontró las ideas revolucionarias y socialistas. Empezó con sus compañeros a realizar actividades antifascistas y anti-imperialistas. En 1969/1970, se alejó de los estudiantes para acercarse de los obreros y campesinos, y empezó a hacer un trabajo de propaganda importante por el TIIKP, Partido Revolucionario Obrero y Campesino de Turquía.

Finalmente, Ibrahim Kaypakkaya salió de esta organización, criticando su oportunismo por no querer ser un Partido Comunista, y la formación de los cuadros que no eran profesionales. Por estas razones, fundó nuestro partido TKP/ML, Partido Comunista de Turquía / Marxista Leninista, y su ejército el TIKKO, Ejército de Liberación de los Obreros y Campesinos de Turquía el 24 de Abril 1972, correspondiendo con el día de conmemoración del genocidio de los armenios por el Estado fascista Turco.

Ibrahim Kaypakkaya fue conocido a partir del levantamiento de 1968. En esta época, como en todo el mundo, los estudiantes y obreros estaban debajo de la influencia de la revolución cultural en China. El imperialismo afectaba mucho la situación política y económica de Turquía. Tres diferentes líderes revolucionarios surgieron adelante en Turquía, Mahir Çayan, Deniz Gezmiş e Ibrahim Kaypakkaya.

Al contrario de los otros líderes, Ibrahim Kaypakkaya fue el primero que supo entender la verdadera naturaleza del Estado Turco. Cuando calló el Imperio Otomán después de la Primera Guerra Mundial, Mustafa Kemal Ataturk y su ejército empezaron la Guerra de Liberación contra los Imperialistas que ocupaban la región. En realidad, el movimiento de Mustafa Kemal Ataturk representaba a la burguesía Turca que no tenía tanto poder durante el Imperio. Para que esta burguesía pudiera llegar al poder, colaboró con los imperialistas, y de un territorio colonizado, nació la República de Turquía, semi-colonizada y semifeudal.

Hasta los años 70, toda la gente, igual que los revolucionarios veían al Kemalismo como algo progresista, él (Ibrahim Kaypakkaya) fue el primero en entender su verdadera naturaleza fascista.

Desde siempre el Kemalismo mató y exterminó las minorías nacionales, y todas las resistencias. Empezó con el genocidio de los armenios en 1915, y siguió con las “campañas de civilización” contra los Alevis en la región de Dersim, hasta hoy contra la resistencia Kurda.

Sobre el movimiento nacional Kurdo, Ibrahim Kaypakkaya fue el primero en tener una posición clara, y honesta. Supo entender correctamente su complejidad y sus contradicciones. 

Supo hacer la diferencia entre un movimiento popular y un movimiento nacional. Siempre apoyo a la nación Kurda contra la opresión del Estado Turco, sabiendo criticar a la burguesía Kurda que quería borrar la lucha de clase entre los trabajadores y campesinos Kurdos en contraposición con la burguesía y los feudales Kurdos.

Siempre criticó el chovinismo de los revolucionarios Turcos, que debajo del pretexto que los levantamientos Kurdos fueron organizados por los feudales o por el imperialismo, apoyaban a la represión del Estado dominante Turco. Siempre defendió el derecho de las naciones a la autodeterminación y nos enseñó a tener un posicionamiento claro respecto a los principios que debemos tener los comunistas.

Por ser el primero en entender correctamente la naturaleza del Estado Turco, permitió también de encontrar la estrategia correcta para llevar el pueblo al poder. Después de haber ido al encuentro de los campesinos, con la ciencia del Marxismo Leninismo, analizó la situación social y económica como adecuada para aplicar la guerra popular, teorizada por el Líder Comunista Chino, Mao.

En Enero 1973, herido en las montañas, sufriendo de hambre y frío, pidió ayuda a un campesino. Fue arrestado después de ser delatado. Después de 3 meses y medio de tortura, murió sin revelar nada de las estructuras del TKP/ML. De su resistencia ejemplar perdura dentro de nosotros esta frase: “Damos nuestra vida pero no damos nuestros secretos”.

Con las enseñanzas de Ibrahim Kaypakkaya venceremos al Estado fascista Turco!
Viva nuestro Partido TKP/ML!
Viva la guerra popular en Turquia!
Viva nuestro Líder Ibrahim Kaypakkaya!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.