viernes, 20 de octubre de 2017

LCP de Brasil: Por el camino de la Revolución Agraria


La Liga dos Camponeses Pobres de Brasil (Liga de Campesinos Pobres) es una organización revolucionaria, conformada por centenares de familias de campesinos pobres que cultivan y resisten en más de 70 Áreas Revolucionarias, conquistadas en más de 15 años de lucha contra el latifundio por todo el Brasil.

El territorio donde avanza la Revolución, según los coordinadores de LCP, equivale actualmente al tamaño de la ciudad de Río de Janeiro.

Así, la LCP se ha atrevido a luchar sin bajar la mirada ni arrancar de los terratenientes y sus funcionarios. Al contrario, han levantado el orgullo de clase, consiguiendo con mucho sacrificio, lágrimas y sangre lo que les corresponde por derecho: La tierra para quienes la trabajan.

La revolución agraria que emprende la LCP consiste en:  

- Tomas de tierras y destrucción del latifundio, organizando a los campesinos y redistribuyendo la tierra para los que no tienen o tienen muy poca.

- Expandir las áreas revolucionarias, con adhesión voluntaria a la ayuda mutua tanto en producción, comercio, uso de los medios de producción, instrumentos de trabajo, etc.

- Organizar a las masas a través de asambleas populares, donde se da forma a la autodefensa, educación, salud, cultura, justicia popular y administración interna.

Numerosos son los hechos de represión y asesinatos a manos del viejo Estado y su policía militar contra los activistas del movimiento campesino. Ejemplos son el asesinato de Renato Nathan (2012), después de haber sido torturado por los pistoleros de los terratenientes, y de Cleomar Rodriguez (2014), ambos reconocidos dirigentes de la LCP.

Este mismo año, en Pau D’Arco, Pará, se asesinó a 11 campesinos que desarrollaban una recuperación de tierras, a manos de la Comisaría de Conflictos Agrarios (DECA) quienes tomaron venganza después que las masas ajusticiaran a un pistolero (sicarios de latifundistas).

Sin embargo, la sangre no ahoga la lucha sino que la riega. Tras la masacre de Pará, la LCP se tomó las tierras del lugar apoyando a los campesinos para continuar su lucha.

También, a fines de Agosto, la LCP tomó e inició el “corte popular” (repartición de tierras) en Rio Largo, Estado de Alagoas, renombrando la zona como Área Revolucionaria Rosalvo Augusto.

El camino que han emprendido los campesinos de la LCP es un heroico ejemplo a tomar por todos los revolucionarios que habitan las naciones oprimidas por el imperialismo.


¡A enarbolar el ejemplo de la LCP!


Artículo tomado del blog: http://ferp-larebelionsejustifica.blogspot.mx de los camaradas del Frente Estudiantil Revolucionario y Popular de Chile


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.