lunes, 9 de enero de 2017

DECLARACIÓN POLÍTICA DE LA ASAMBLEA ESTATAL DE LA CORRIENTE DEL PUEBLO “SOL ROJO”





El año que inicia esta caracterizado por el redoblar de la crisis económica internacional del capitalismo-imperialismo que por todos sus poros chorrea la sangre del proletariado y los pueblos en la desenfrenada carrera guerrerista por el nuevo reparto del mundo entre las súper potencias imperialistas.

Las guerras de rapiña en el oriente medio, en países del Asia menor y las propias expresiones de “terrorismo” desatadas en los principales países de Europa y las fauces mismas de la bestia imperialista Estadounidense, son el fiel reflejo de que la industria bélica y la economía militarizada han marcado esta nueva etapa en el desarrollo del capitalismo en esta, que sigue siendo y será definitivamente la última: el imperialismo como fase superior y agonizante del modo capitalista de producción.

México no es la excepción, y de ello dan cuenta el paquete de reformas estructurales aprobadas en los últimos años y que, justamente a inicios de este 2017 comienzan a surtir efecto de forma directa y vivencial sobre la humanidad de las masas populares, particularmente con los resultados de la reforma energética que con el llamado “gasolinazo”, el incremento del precio de los combustibles, los servicios públicos y de los impuestos en sí, habrán de traer una cascada interminable de aumentos en el costo de la vida, sumergiendo al pueblo trabajador en una crisis aún más profunda que la de los últimos 30 años.

Es evidente que esta reforma y sus efectos, son tan solo la punta del iceberg en cuanto a la profundización de la crisis, misma que sumada a las reformas laboral, educativa, fiscal, de salud, penal, etc. Se pretenden coronar con las tentativas militares y oligárquicas de “legalizar” la presencia del ejército y la marina en tareas de “seguridad interna” con la proyectada Ley Reglamentaria del artículo 29 de la constitución. Es decir: hacer legal lo ilegal, llevando a las fuerzas armadas a perseguir y reprimir la lucha y la organización clasista del proletariado y las masas populares que marca un flujo ascendente.

Ante esta situación, la pesada carga de apatía, rechazo y estigmatización hacia la protesta social que ha imperado en amplios sectores del pueblo trabajador y de la pequeña burguesía urbana y rural, hoy comienza a removerse poco a poco, de forma no consciente e incluso espontánea, con muestras de verdadera rabia y potencial revolucionario, levantando a la lucha a pueblos y sectores de trabajadores que antes se mantenían ajenos a la misma, e incluso contrarios a ella, particularmente en entidades donde hace tiempo la lucha de clases parecía “estancada”.

Por supuesto, el Estado ha sabido aprovechar la situación creando escenarios de sicosis y pánico hacia las protestas, con disturbios y saqueos perfectamente orquestados desde las altas esferas del poder burgués por su claro contenido espontáneo, de pillaje e individualismo; sin mayor alcance político ni táctico. Siendo totalmente distintas a las acciones organizadas de expropiación colectivista que en otros momentos ha dado el proletariado y la juventud con sus organizaciones de combate al servicio del pueblo trabajador, pensando en abastecer las reservas del movimiento y fortalecer su retaguardia, llevando las escaramuzas y expropiaciones a líneas interiores del enemigo de clase, y que sin duda, en un sostenimiento prolongado de esta algidez del movimiento popular (o en otro periodo distinto de la lucha de clases), será totalmente necesario orientar para garantizar la resistencia popular y su tránsito dialéctico a la ofensiva contra el capital.

En este escenario de profundización de la crisis mundial del imperialismo, que tiene por respuesta vigorosas guerras populares de liberación nacional en Siria, Ucrania, Filipinas, India, Perú y Turquía, y que en México permiten escalar el proceso de lucha y la organización popular cobrando mayor vigencia día con día, nuestra organización: CORRIENTE DEL PUEBLO “SOL ROJO”, celebra el de hoy, Domingo 8 de Enero de 2017, su Asamblea Estatal en uno de sus principales bastiones, que es al mismo tiempo, corazón de la dignidad rebelde y popular de Oaxaca, la Ciudad de la Resistencia.

Es justo decir que nuestra organización ha surgido precisamente en medio de la crisis que hemos descrito del capitalismo-imperialismo, que tanto a nivel internacional como a nivel nacional, está avanzando hacia su propia destrucción con el empuje revolucionario del proletariado y los pueblos del mundo.

Así mismo, en medio de la lucha internacional y nacional entre dos líneas al seno del movimiento del proletariado, el comunismo revolucionario está saliendo avante por encima del reformismo y el revisionismo de todo pelaje; mostrando que el camino real para la emancipación de los trabajadores y los pueblos es el de la Revolución Socialista y no el del cretinismo parlamentario y la colaboración de clase, que en la práctica pregonan los que han arriado las banderas de la revolución proletaria.

Por lo que la CORRIENTE DEL PUEBLO “SOL ROJO” surge como alternativa real, honesta y revolucionaria para que las masas populares y trabajadoras de la ciudad y el campo se organicen y levanten de manera consciente, disciplinada y direccionada contra la burguesía criolla, burocrática, compradora y terrateniente que sirve lacayunamente al imperialismo, particularmente su égida yanqui.

No somos, como pudiese pensarse, una organización del todo nueva. Pues nuestra plataforma política, nuestra propia estructura política y nuestra base social existían ya desde hace varios años al interior del viejo proceso que terminó por pudrirse tras su desviación de derecha y el aburguesamiento ideológico que sufrió paulatinamente, y donde, al mismo tiempo, sostuvimos durante años las posiciones revolucionarias del proletariado, encarnadas en el maoísmo.  

Reconocemos con orgullo el tesón y la conciencia clasista de nuestras estructuras y nuestras bases que desde siempre supieron diferenciar correctamente que papel asumir y que postura en tomar en esta lucha entre dos líneas, aún a pesar de los rescoldos en el camino o de las duras pruebas que hemos debido asumir.

Esta lucha entre dos líneas aún se mantendrá dentro del movimiento popular y debemos estar atentos a ella precisamente en cuanto a los llamados “aliados”-encontrándose en algunos de estos a los corifeos revisionistas y oportunistas del régimen. No debemos olvidar que la lucha de clases entre el proletariado y la burguesía se manifiesta en los terrenos: ideológico, político y económico, asumiendo cauces legales e ilegales, pacíficos y violentos, ascendentes y descendentes, de flujo y reflujo, de aciertos y derrotas, según el contexto de su desarrollo.

En este entendido, tampoco debemos pasar por alto las enseñanzas del Presidente Mao Tse Tung: “Luchar, fracasar, volver a luchar, fracasar de nuevo, volver otra vez a la luchar, y así hasta la victoria: ésta es la lógica del pueblo, y él tampoco marchará jamás en contra de ella.”

¡Somos una organización en crecimiento constante! Que lucha y se moviliza junto a las amplias masas trabajadoras y populares de la ciudad y el campo bajo la táctica de la LÍNEA DE MASAS y con las banderas rojas del marxismo-leninismo-maoísmo como tercera y superior etapa del marxismo.

Una organización clasista, fogueada en la lucha revolucionaria, donde nuestros compañeros Alfredo Errestre Vásquez y Rosalino Díaz Barrera cayeron en combate, no en el dicho panfletario o mediático como “simples mártires” a recordar, sino en la práctica revolucionaria para ser emulados como verdaderos héroes del pueblo, que defendieron la autonomía de su pueblo y cayeron con las armas en la mano contra el caciquismo y el paramilitarismo burgués-terrateniente.

Una organización revolucionaria cuyos cuadros de dirección y militantes de base han pasado por la dura prueba del combate callejero en más de una ocasión, con muestras de heroicidad y entereza en los principales periodos de algidez y lucha del proletariado y los pueblos, así como en las acciones rechazo y combate contra la represión y el terrorismo de estado. Ello ha valido la prisión como respuesta del régimen hacia nuestra actividad revolucionaria, yendo desde las cárceles de máxima seguridad hasta cárceles del fuero común, y donde aún tenemos a nuestro compañero ROQUE COCA GÓMEZ como preso político y rehén del estado burgués en el CERESO #2 de Etla, Oaxaca y por el cual hemos desarrollado en los meses de Diciembre y Enero acciones escalonadas, de menor a mayor, por su pronta liberación y la absolución de los otros 24 camaradas procesados por consigna del gobierno federal.

Entendemos que la clase obrera como fuerza dirigente de la próxima revolución a desarrollar, y el campesinado pobre como fuerza principal de esta, necesitan impulsar una clara y amplia política de alianzas entendiendo que el Frente Único de los Trabajadores y los Pueblos Contra el Capital es precisamente con nuestros iguales, es decir: los explotados y oprimidos en general y no con los partidos de la burguesía y sus organizaciones por más “democráticos o progresistas” que se presenten.

Por ello, actualmente en el ámbito de Oaxaca, la CORRIENTE DEL PUEBLO “SOL ROJO” participa de manera activa dentro del esfuerzo unitario denominado BLOQUE DE ORGANIZACIONES SOCIALES INDEPENDIENTES ANTICAPITALISTAS que aglutina a los compañeros del CONSEJO INDIGENA POPULAR DE OAXACA-RICARDO FLORES MAGÓN, el FRENTE DE IZQUIERDA REVOLUCIONARIA, la UNIÓN CÍVICA DEMOCRÁTICA DE BARRIOS, COLONIAS y COMUNIDADES, la UNIÓN DE ARTESANOS y COMERCIANTES DE OAXACA EN LUCHA y el FRENTE DE ESCUELAS DEMOCRÁTICAS-FEBRERO 25, así como con los compañeros de la SECCIÓN XXII DEL SNTE-CNTE  y otras expresiones dignas del pueblo en lucha, con acciones que tiendan a elevar la moral y la organización popular.

Así mismo, a nivel nacional hemos establecido lazos de amistad, camaradería y acciones conjuntas, con los compañeros de UNIÓN POPULAR DE VENDEDORES y AMBULANTES “28 DE OCTUBRE” del Estado de Puebla y el MOVIMIENTO POPULAR “AMANECER DE LOS PUEBLOS” del Estado de Hidalgo, con quienes impulsamos la campaña nacional “DICIEMBRE: MES DE LOS ESTRATEGAS DE LA REVOLUCIÓN” reivindicando la obra histórico-revolucionaria de José Stalin y el Presidente Mao Tse Tung, así como la liberación de los presos políticos: RUBÉN SARABIA “SIMITRIO”, ATL y XIHUEL SARABIA REYNA, FERNANDO ALONSO y ROQUE COCA GÓMEZ. De igual manera con otras organizaciones con quienes iniciaremos una ruta de acercamiento-discusión para la búsqueda de consensos de orden táctico y en el mejor de los casos programático. Todo ello en la perspectiva de construir el proceso unitario que a nivel nacional logre desencadenar la lucha organizada de los explotados contra los explotadores y por supuesto, en un plano más elevado, la construcción del instrumento político de vanguardia del proletariado, es decir, su Partido Comunista marxista-leninista-maoísta.

A nivel internacional estamos iniciando una relación camaraderil con los compañeros del MOVIMIENTO COMUNISTA INTERNACIONAL, con quienes compartimos una inmensa afinidad ideológica, política y programática, y esperamos en el corto plazo poder iniciar algunos trabajos conjuntos de carácter internacionalista.

¡Nos hemos movilizado en repudio al “gasolinazo” accionando en manifestaciones de masas de forma unitaria con otras fuerzas representativas de los pueblos, particularmente en la región del Istmo de Tehuantepec, y con acciones de protesta en gasolineras de la Ciudad de Oaxaca, ganando la aceptación del pueblo trabajador y de la pequeña burguesía que también se ve afectada con el alza del precio en los combustibles, producto de la reforma energética!

¡Continuaremos la ruta de la movilización contra la carestía de la vida y denunciando la militarización del estado y de la economía que tanto la burguesía criolla como el imperialismo pretenden imponer en contra del pueblo trabajador!

No estamos exentos de errores y limitaciones; por supuesto que las tenemos y no tememos que se nos señalen. Justamente como nos lo enseña el maoísmo: “no tememos a la crítica porque somos marxistas, la verdad está de nuestro lado y las masas básicas de obreros y campesinos están con nosotros”.

Nosotros reivindicamos la LÍNEA DE MASAS como forma correcta de atender las necesidades del pueblo y de resolver las contradicciones no antagónicas al seno del pueblo. Así mismo, como herramienta de combate irreductible contra los opresores y los enemigos del pueblo, dando el trato que se merecen las contradicciones antagónicas e irreconciliables con estos.

No seremos nosotros quienes engañen al pueblo obrero y campesino, a la juventud y las mujeres, a los pueblos originarios y a los demás sectores populares con salidas “facilonas” o simplistas como lo son las consignas del “rescate de la patria” mediante las elecciones que nada resuelven,  o la “huelga general”, que además de no tener la base material organizativa necesaria para su estallido en los sectores estratégicos de la producción y del proletariado en su conjunto, tampoco es por si misma suficiente para echar abajo al estado burgués y liquidar su resistencia armada; y en el mejor de los casos podría únicamente llevarnos a un periodo pre-revolucionario, que forzosamente plantee ante nosotros el reto de pasar a la ofensiva estratégica contra el capital, y para un escenario así, también hace falta preparación y no solo trabajo artesanal o culto a la espontaneidad de las masas.

Esto debe decirse así de claro ante las masas populares si en verdad aspiramos a una revolución libertadora. Los explotadores no cederán el poder ni los medios fundamentales de producción de buena manera y sin oponer una tenaz y dura resistencia contra las masas revolucionarias.

Nosotros insistimos que la fuerza dirigente de la revolución libertadora que necesitamos es el proletariado industrial, pero que la fuerza principal en este momento, por las condiciones del desarrollo económico desigual del capitalismo en México, es el campesinado pobre y las amplias masas populares del campo y las ciudades donde el movimiento popular tiene sobrada presencia y experiencia de lucha y por tanto, debemos plantearnos con firmeza la necesidad de utilizar todas las formas de lucha a nuestro alcance, por lo que las palabras de los grandes maestros del proletariado internacional y de los pueblos no pueden quedar bajo tierra.

Carlos Marx nos dijo: “La Violencia es la partera de la historia”.

Federico Engels subrayó: “El partido victorioso [en la revolución] si no quiere haber luchado en vano, tiene que mantener este dominio por el terror que sus armas inspiran a los reaccionarios”…

Vladimir Ilich Lenin nos señaló: “La revolución es guerra, la única en verdad legítima, justa y grande, entre cuantas ha conocido la historia.”.

José Stalin nos ratificó: “No podéis hacer la revolución con guantes de seda”.

Y el Presidente Mao Tse Tung puntualizó: "Hacer la revolución no es ofrecer un banquete, ni escribir una obra, ni pintar un cuadro o hacer un bordado; no puede ser tan elegante, tan pausada y fina, tan apacible, amable, cortés, moderada y magnánima. Una revolución es una insurrección, es un acto de violencia mediante el cual una clase derroca a otra."

Por ello reivindicamos el marxismo-leninismo-maoísmo, como tercera y superior etapa del marxismo, y toda nuestra acción cotidiana y trabajo político se basa en ello; en sus objetivos históricos y su porvenir.

Estamos convencidos de la necesidad y la urgencia histórica que tiene el proletariado mexicano por re construir su instrumento político de vanguardia: el PARTIDO COMUNISTA DE MÉXICO, que orientado por el marxismo-leninismo-maoísmo, desarrolle las tesis revolucionarias  en la perspectiva irrenunciable del poder, justamente entendiendo que ningún ejército en guerra puede sobrevivir sin la guía de un Estado Mayor experto, y que el Partido Comunista es ese estado mayor experto del proletariado revolucionario.

Consideramos como nuestra tarea inmediata construir la organización de masas para la lucha de clases y echar a andar los pasos prácticos para la construcción del partido de vanguardia de la clase obrera mexicana como parte del movimiento comunista internacional y como parte de las tareas estratégicas para la revolución de los trabajadores de la ciudad y el campo.

En ese sentido, y por acuerdo de las delegadas y los delegados asistentes a esta asamblea, hemos resuelto continuar con la ruta de la movilización de masas, yendo de menos a más, de menor a mayor, de lo particular a lo general, y de lo inmediato a lo fundamental, alistando nuestras fuerzas y calentando motores rumbo a nuestra JORNADA ESTATAL MASIVA DE LUCHA, y nos pronunciamos:


·        En respaldo a la ejemplar lucha del pueblo Ixhuateco, particularmente de sus agencias municipales, ejidos y comunidades, que sostienen la lucha por su libre determinación, el ejercicio de su autogobierno, de sus formas y procedimientos de seguridad e impartición de justicia.

·        En apoyo irrestricto a las y los trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social y demás instituciones de salud pública, particularmente a las compañeras y compañeros de la COORDINADORA DE BASES DEL SEGURO SOCIAL y del FRENTE OAXAQUEÑO EN DEFENSA DE LA SALUD, que sostienen la lucha contra la mal llamada “reforma por la Universalización de la Salud” y que no es otra cosa que la privatización descarada de la salud pública y la cancelación de la seguridad social y su carácter solidario.

·        En solidaridad con el magisterio democrático de la Sección XXII del SNTE-CNTE, contra la mal llamada “Reforma Educativa” y en defensa de los derechos laborales de los trabajadores de la educación de todo el país.

·        En solidaridad con los gobiernos populares y las asambleas comunitarias de los pueblos de Reforma de Pineda y San Miguel Tenango que lograron acabar con el caciquismo del PRI y barrer a los partidos electoreros de la burguesía.

·        En solidaridad con las Agencias Municipales Comunitarias de Álvaro Obregón, Juchitan y Santa Rosa Panzacola, Oaxaca, donde el pueblo manda y el gobierno obedece bajo el sistema de usos y costumbres en oposición al régimen.

·        En rechazo al llamado “gasolinazo”, el aumento de impuestos y contra el alza en el costo de la vida. ¡Que la crisis la paguen los ricos!

·        En rechazo a la militarización del país y de la economía, contra la fascistización y contra el terrorismo de estado.

·        Por la libertad inmediata e incondicional de nuestro camarada ROQUE COCA GÓMEZ, preso político en el CERESO #2 de Etla, Oaxaca y por la absolución de los otros 24 compañeros que fueron detenidos juntos a él.

·        Por la libertad de los compañeros RUBÉN SARABIA “SIMITRIO”, ATL y XIHUEL SARABIA REYNA y FERNANDO ALONSO, militantes de la UPVA “28 de OCTUBRE”.

·        En apoyo a los pueblos aguerridos del estado de Hidalgo que sostienen la lucha contra el Estado Burgués a pesar de la cruel represión. Particularmente con los pueblos de Maguey Blanco y Dios es Padre, de donde eran originarios los compañeros: Fredy y Alan Geovani Martínez Contreras, asesinados por los gobiernos federal y estatal el día 5 de Enero durante las protestas contra el llamado “gasolinazo”.

·        En respaldo a las compañeras y compañeros del MOVIMIENTO POPULAR “AMANECER DE LOS PUEBLOS”, del FNLS y la CNPA por sostener la lucha y la organización popular en estas jornadas de lucha que han levantado a miles en el estado de Hidalgo.

 
Camaradas:

Podemos culminar esta Declaración Política tras nuestra Asamblea Estatal con las inmortales palabras del Presidente Mao Tse Tung: “Servimos al pueblo y por eso no tememos que se nos señalen y critiquen los defectos que tengamos. Cualquiera, sea quien fuere, puede señalárnoslo. Si tiene razón, los corregiremos. Si lo que propone beneficia al pueblo, actuaremos de acuerdo con ello”.

¡VIVA LA CORRIENTE DEL PUEBLO SOL ROJO!
¡VIVA NUESTRA LÍNEA DE MASAS!
¡VIVA EL MARXISMO-LENINISMO-MAOÍSMO!

CORRIENTE DEL PUEBLO "SOL ROJO"
8 DE ENERO DE 2017

No hay comentarios.:

Publicar un comentario